Tabique nasal y cocaína

Tabique nasal y cocaína son dos palabras que tarde o temprano nublan la mente del adicto a la cocaína. Puede que te preocupen los efectos de la cocaína en la nariz. O puede que hayas observado ya su efecto en alguien a quien quieres ayudar a dejar las drogas. La pregunta es ¿qué le ocurre s la nariz si la cocaína se consume esnifada?

En un periodo de unos pocos meses, menos de 6 meses, la cocaína puede causar una perforación del tabique nasal.


Qué es el tabique nasal

El tabique nasal es el tejido que separa las dos fosas nasales. Se trata de un cartílago recubierto de dermis y vasos sanguíneos. La oreja vendría a ser un tipo de tejido parecido al que forma el tabique nasal.

La función del tabique nasal sano no afectado por la cocaína es la de separar en dos cavidades la vía respiratoria principal, la nariz. Esta precaución evolutiva tiene entre otros motivos el impedir un colapso total de la vía respiratoria por una sola causa. Es decir que si se obstruye una de las fosas nasales, aun podamos aspirar aire a través de la otra. Si por los efectos de la cocaína en la nariz desaparece el tabique nasal, la acumulación de mucosidades podría muy fácilmente causar el colapso total de la vía. La nariz deformada por la cocaína quedaría totalmente atascada y no podríamos respirar por ella.

Puedes hacer un experimento con un vaso de agua y una pajita o caña de beber o con el tubo vacío de un bolígrafo. Sumerge verticalmente la mayor parte de la pajita o del tubo sin tapar el otro extremo. Cuando esté sumergido tapa con el pulgar de la misma mano el extremo que queda arriba fuera del vaso de agua para que no entre aire por arriba. Ahora levántalo sacándolo fuera del vaso. Si te fijas verás que el agua que entro en el tubo sigue ahí. No puede salir, no se cae aunque el extremo inferior no esté tapado. Esto se debe a que para que salga el agua hace falta que algo ocupe su lugar, en este caso el aire. Si retiras el pulgar del extremo superior el agua cae de repente.

Si la nariz se obstruye, el hecho de que esté separada en dos partes permite que haya siempre aire disponible para que cualquier mucosa salga poco a poco. Sin tabique nasal, la nariz  por efectos de la cocaína tendría un único gran canal que de colapsarse obligaría a permanecer con la boca abierta. Sería el único modo de respirar y también de que la mucosidad pueda salir poco a poco, como el agua sale de la pajita.

Otra función del tabique nasal cuando no está perforado por la cocaína es ampliar la superficie vaso capilar que estará en contacto con el aire que respiremos. Es decir, que al respirar aire, el tabique nasal en forma de aleta entre las dos fosas nasales, contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos que el aire que respiremos rozará. Así además de los vasos capilares que hay en las paredes internas de la nariz, se suman los del tabique nasal que separa las dos fosas.

Y en qué ayuda que haya muchos vasos capilares rozando el aire que respiramos. En la temperatura del aire. Nuestra sangre se encuentra a la temperatura del resto del cuerpo. Si respiramos aire muy frio sin que se caliente un poco al entrar, podría causar daños y propiciar enfermedades como la neumonía, una gripe o un resfriado común. Los vasos sanguíneos de la nariz y del tabique nasal ayudan a calentar el aire para que cuando llegue a los pulmones no esté tan frío.

Finalmente el tabique nasal ayuda a mantener la nariz recta y erguida.


¿Puede la cocaína perforar o destruir el tabique nasal?

No sólo puede destruirlo, sino que lo hará con toda seguridad y en poco de tiempo. Entre los adictos a la cocaína que la esnifan es cuestión de meses que se manifiesten los primeros efectos de la cocaína en la nariz.

La famosa nariz enrojecida, y el prurito o necesidad de arrascársela sin conseguir ningún alivio, son los primeros efectos de la cocaína. Más adelante le siguen los sangrados sin motivo aparente. De forma repentina la nariz empieza a sangrar y tarda mucho en dejar de hacerlo. Es una prueba más de que los capilares o vasos sanguíneos están quedando expuestos. Digamos que el interior de la nariz está quedando en carne viva. La cocaína elimina el moco de la nariz. Posteriormente acaba con la piel. Y finalmente ataca el tejido incluidos los vasos sanguíneos.

La perforación del tabique nasal por efecto de la cocaína acaba por hacer desaparecer todo el tabique nasal incluido todo el cartílago. Es como si una oreja fuese cortada. La regeneración por el propio cuerpo no es posible. Al desaparecer el tabique nasal, por el efecto de la cocaína en la nariz, la nariz se retrae. Se cae, apareciendo una especie de puente de nariz muy pronunciado con la parte delantera de la nariz encogida. A veces también se tuerce al faltarle el tabique nasal como guía.

Es lo que se llama nariz de boxeador, o nariz de cocainómano, que delata el consumo de cocaína.


¿Por qué la cocaína perfora el tabique nasal de la nariz?

La cocaína es un poderoso vasoconstrictor. Es decir, contrae los vasos sanguíneos haciéndolos más pequeños. Esto impide que la sangre circule por ellos. Con el tiempo el tejido cuyos vasos sanguíneos no llevan suficiente sangre se inflama. Esto se conoce como condritis. Al final la falta de sangre y la inflamación acaba por producir la necrosis del tejido. El tejido se muere y se desprende.

La cocaína despeja las mucosidades del tabique y ataca directamente todo el tejido interior de la nariz. Como el tabique nasal está en medio, y es muy fino en el interior, queda muy expuesto. Es cuestión de meses que se perfore por los efectos de la cocaína en la nariz.

Tarde o temprano el adicto a la cocaína que la esnifa pasará de tener la nariz enrojecida. A tener molestias, picores, escozores y dolores en la nariz. A finalmente descubrir perforaciones internas que se acaban por agrandar hasta la pérdida total del tabique.


¿Se recupera el tabique nasal de la nariz si dejo de consumir cocaína?

¿Volvería a crecer una oreja si se cortase un trozo? No. Si el daño es superficial los tejidos blandos intentarán regenerarse. Puede que incluso una MUY PEQUEÑA perforación del tabique nasal por la cocaína llegue a cerrarse cubriéndose con estos mismos tejidos blandos (piel, vasos y carne). Pero el cartílago rara vez se vuelve a regenerar porque carece de vasos sanguíneos propios. Un pequeño agujero en una oreja como el que causa un piercing que atraviese el cartílago tardará mucho en recuperarse. Pero el tabique nasal es un cartílago más grueso. Además en el interior de la nariz está sometido constantemente a condiciones que dificultan la regeneración, cómo el roce aéreo y la humedad.


¿Es posible recuperar el tabique nasal con cirugía?

La mayoría de intentos fracasan. Especialmente en los casos de pérdida total del tabique nasal por la cocaína. Incluso algún intento de emplear tejido donante suele acabar en rechazo, una vez más debido a que el interior de la nariz no facilita precisamente la recuperación por la condición de humedad y la mucosa.

No obstante puedes consultar con un especialista en medicina y cirugía que valore el alcance de la perforación causada por la cocaína en la nariz.


¿Puedo hacer algo al respecto ahora mismo?

Sí. Interrumpe el consumo si aún eres adicto a la cocaína. La cocaína es la única causa de la pérdida del tabique nasal. Tan pronto cómo dejes de consumir cocaína cesará el daño que producen los efectos de la cocaína en la nariz. Y si el daño no es mucho puede que se recupere parcialmente. Incluso si el daño es mayor y evidente no tendría sentido buscar ayuda médica para reconstruir en lo posible la nariz si aún consumes cocaína.


Aún no he dejado la cocaína, y necesitaría ayuda, ¿dónde podría encontrarla?

En un centro de rehabilitación de drogas. Debes reunir teléfonos y empezar a llamar. Cuéntales tu situación. Recuerda en todo momento que no eres la primera persona que llama. En un centro de rehabilitación eres un caso más de drogadicción entre otros muchos, por lo que el personal médico sabe perfectamente cómo ayudarte.

Sobre todo no esperes más. Si te asusta lo que la cocaína le hace a tu nariz, imagina lo que le hace al resto de tu cuerpo, y en especial a tu cerebro.


Secuelas del consumo de cocaína – www.fad.es

Efectos de la cocaína – www.justice.gov

Previous
Up
Next