Marihuana

¿Qué es la marihuana?:
Marihuana (hierba, cannabis, yerba, grass, pot, weed) es el nombre común de la droga extraída de la planta Cannabis sativa. El principio que altera la mente (psicoactivo) es el THC (delta-9-tetrahidrocannabinol), pero hay 400 sustancias más en ella.

La marihuana es la droga ilegal más extendida. Es un vegetal seco, desmenuzado verde / marrón mezcla de flores, tallos y hojas de la planta Cannabis sativa. Una forma más fuerte de marihuana llamada hachís (hash) tiene un aspecto marrón o negro parecido al de un pastel prensado o en forma de bolas. Los nombres por los que se conoce la marihuana en la calle son muchos: hierba, yerba, maría, jane, weed, pot, ganja.

La marihuana generalmente se fuma en cigarrillos (porros), cigarros (puros), pipas, o pipas de agua. Algunas personas la mezclan con la comida o la preparan como infusión.

La principal causa del uso de marihuana es, al igual que el resto de drogas, la superpoblación humana. El día a día que antes transcurría en hermosos entornos naturales ahora lo hace en sucias y contaminadas aglomeraciones de construcciones o ciudades. Acompañado de una rutina diaria y aburrida se crea el caldo de cultivo para el consumo de drogas. El desarraigo de un entorno verde forestal (zona de bosques, no agrícola) produce un efecto indeseable sobre la mente y el cuerpo que lleva intentar romperlo autolesionándose buscando sensaciones placenteras que en una zona sin riqueza forestal no es posible sin la drogadicción.

Es por ello que los tratamientos de rehabilitación que realmente tienen éxito, SIEMPRE TIENEN LUGAR EN EL CAMPO. Nunca en ciudades, zonas urbanizadas, o zonas agrícolas.

Marihuana efectos a corto plazo:
El principal ingrediente activo de la marihuana es el THC (delta9tetrahydrocannabinol). Cuando se fuma, el THC pasa de los pulmones al torrente sanguíneo, que lo transporta al cerebro y otros órganos. Cuando se llega al cerebro, el THC se conecta con un determinado tipo de receptor en las células nerviosas en áreas que afectan a la coordinación, el pensamiento, la memoria, la concentración, la percepción sensorial y temporal, y la percepción de placer. Esto hace que la marihuana cause el "colocón".

Los consumidores de marihuana pueden experimentar estos efectos a corto plazo:

Dificultad para pensar y resolver problemas.
Problemas con la memoria y el aprendizaje.
Pérdida de la coordinación.
Percepción distorsionada.
El ritmo cardíaco se pone por las nubes.

Estos efectos hacen que actividades como la conducción sean muy peligrosas, mientras el drogadicto está bajo la influencia de la droga.


Marihuana efectos a largo plazo 
Las investigaciones han encontrado que los efectos secundarios del uso de marihuana con frecuencia durante un largo período de tiempo son:

Cambios en el cerebro. La marihuana puede afectar a las áreas del cerebro que juegan un papel en la respuesta al estrés, la motivación y la sensación de recompensa. Interrumpir el consumo hará sentir al drogadicto que le falta algo. Aunque no haya dependencia física la hay psicológica.

Problemas respiratorios. Las personas que fuman marihuana tienen más problemas respiratorios - como tener más moco, tos crónica y bronquitis (conductos respiratorios irritados).

Cambios en la presión arterial. Aunque el efecto a corto plazo sobre la presión arterial o ritmo cardíaco sea que suba mucho. Con el tiempo, el uso continuado de marihuana puede conducir a la disminución de la presión arterial, que puede causar mareos. También parece afectar la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones y otras enfermedades.

Problemas emocionales. Mayor propensión a la depresión respecto de quienes no toman la droga. También puedes sentir más ansiedad, tienen más trastornos de la personalidad, y se encuentran en un mayor riesgo de desarrollar esquizofrenia, una forma grave de enfermedad mental.


Otros problemas posibles de la marihuana o yerba:
Además de los efectos secundarios a largo plazo y a corto plazo, puedes haber oído que el uso de la marihuana puede llevar al uso de otras drogas. Cierto: las personas que han usado marihuana tienen ocho veces más probabilidades de acabar tomando cocaína, 15 veces más probabilidades de tomar heroína, y cinco veces más probabilidades de necesitar tratamiento para abuso de sustancias, incluyendo el internamiento en un centro de desintoxicación de drogas o rehabilitación de drogodependientes.

También hay aspectos legales que pueden afectar a quienes toman marihuana. Cada estado tiene sus propias leyes sobre el cultivo de marihuana, posesión y venta. Las sanciones varían de estado a estado, pero por lo general implican multas y / o tiempo en la cárcel para quien se encuentra en disposición de utilizar o distribuir marihuana. Las personas que toman marihuana pueden terminar con antecedentes penales que pueden afectar a sus estudios o a la posibilidad de encontrar un trabajo.

En el trabajo también es cada vez más frecuente que se realicen pruebas periódicas para detectar el uso de drogas. Y la eliminación de los rastros de la marihuana en el sistema de un drogadicto puede tardar semanas en desaparecer. Así que las personas que toman marihuana pueden encontrar que consiguen el trabajo que quieren - o, si su lugar de trabajo hace las pruebas de drogas, pueden perder sus puestos de trabajo.

Y existen profesiones en las que por los riesgos que entrañan se hacen leyes que regulan el supuesto de que alguien vaya al trabajo bajo los efectos de una droga. Como puede ser manejo de maquinaria pesada, transportes, fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, y cualquier otra donde el más mínimo descuido pueda producir un daño. En estos supuestos trabajar bajo los efectos de una droga conlleva varios años de prisión, la pérdida permanente de la licencia para ejercer la profesión, u cuantiosas indemnizaciones.

Uso médico de la marihuana:
La marihuana puede aliviar las náuseas en las personas que tienen cáncer y ayudar a las personas con SIDA a recuperar su apetito. Aunque el debate en torno a la marihuana médica continúa, algunos estados han permitido la elaboración de algunos medicamentos que contienen el principio de la marihuana THC pero necesitan una receta médica.

En la actualidad, no existen suficientes datos científicos para determinar si fumar marihuana es más beneficioso que tomar su principio activo en forma de pastillas, aunque los estudios están en curso.

¿Qué pasa si quiero dejar de fumar? 
Las personas que intentan dejar de marihuana después de usarlo con frecuencia durante un período de tiempo pueden experimentar síntomas de abstinencia. Estos pueden incluir irritabilidad, insomnio, ansiedad, depresión y falta de apetito. Al igual que con la adicción a la cafeína, los síntomas de abstinencia de la marihuana son generalmente peores un día o dos después de que alguien deje de tomar la marihuana. Van disminuyendo gradualmente y generalmente desaparecen a la semana o dos después de que ya no tome la droga.

Si tú o alguien que conoces quisiera dejar la marihuana, hablar con un consejero podría ayudar. Los estudios sugieren que una combinación de terapia individual y sesiones de terapia de grupo es el mejor método para dejar la marihuana sin volver a caer en ella debido al síndrome de abstinencia psicológico.

Fundación de Ayuda contra la Drogadicción. La percepción social de los problemas de drogas en España, 2004. www.fad.es
Observatorio Argentino de Drogas. La medicalización de la vida cotidiana. www.observatorio.gov.ar
El abuso de drogas y la drogadicción. InfoFacts – NIDA. www.nida.nih.gov

Previous
Up
Next