Efectos de la cocaína

La cocaína es una droga de acción muy rápida, pero los efectos son de corta duración. Que van desde una alteración ligera hasta lo más brusco, dependiendo de la dosis y la pureza de la droga. Los efectos de la cocaína inhalada se pueden sentir dentro de 10-15 segundos, alcanzando un máximo al cabo de cinco minutos, y desaparecen después de 20-30 minutos. Los efectos de la cocaína en forma de crack tienen una duración de entre cinco y 10 minutos.


Efectos de la cocaína en el cerebro

La estimulación de las células tanto del sistema nervioso central y como del sistema cardiovascular son producidas por la cocaína efectos de su habilidad para interactuar con el cerebro. Funciona, básicamente, engañando al cerebro para que piense que se le ha dado algo que causa placer, como el sexo o la buena comida.

La intensidad de los efectos de la cocaína en una persona dependen de la velocidad con que la el cuerpo absorbe cocaína. Y esto depende de la forma en que es consumida la cocaína (si es fumada, esnifada, inyectada) y de la pureza (la cocaína se adultera o se corta con otras sustancias, cuanta menos cocaína y más adulterantes, menos pureza). Cuanto más rápido se libera la droga en el torrente sanguíneo, más intensa es la sensación de euforia, mayores son los efectos de la cocaína, y también tardan menos en aparecer, y a la vez duran menos.

En primer lugar, la cocaína provoca que las células nerviosas en el cerebro liberen dopamina, un neurotransmisor que produce placer y causa un estado de alerta y paranoia. Pero a la vez evita que la dopamina sea reabsorbida, lo que prolonga o hace que dure más la sensación de placer o euforia. Mucho más de lo que duraría si el placer procediese de una fuente natural como una buena comida. Finalmente, el cerebro compensa el desajuste y absorbe rápidamente la dopamina, lo que produce a un rápido y abrupto bajón que se produce de golpe.

La cocaína tiene efectos que dejan de ser tan agradables. El uso regular (dos o tres veces a la semana) se acumula aumentando la tolerancia. Por lo tanto, el drogadicto que toma cocaína de forma regular tiende a tener que consumir cada vez más cantidad, y cada menos tiempo, para conseguir sentir los mismos efectos de la cocaína que consiguió la primera vez que la consumió. Además, con una mayor tolerancia ocurre que cada vez que pasan los efectos de la cocaína la desaparición de los efectos al final se vuelve cada vez mucho más brusca. Tan brusca que deja un malestar físico muy difícil de llevar por el cocainómano. Una vez que el cerebro del consumidor de cocaína se acostumbra a estar estimulado por la droga de esa manera, el adicto comienza a experimentar ansiedad entre dosis. Estos deseos son parte del ciclo de la adicción, de la toxicomanía.

En los momentos de mayor consumo se produce lo que se psicosis cocainómana. Como su nombre lo indica, el uso continuo, regular de cocaína puede llevar al adicto a experimentar una ruptura con la realidad. El adicto se siente paranoico y se le dispara la ansiedad. Las alucinaciones auditivas son otro síntoma de la psicosis cocainómana. Él o ella puede incluso volverse violento durante un episodio psicótico provocado por el consumo de cocaína. La psicosis de la cocaína no se puede tratar sin interrumpir el consumo de cocaína en un centro de rehabilitación.


Qué efectos produce la cocaína. Qué sensación produce la cocaína

Mentalmente, te sientes bien, lleno de energía, alerta. Se siente un repentino estallido de euforia y confianza en sí mismo que te hace más sociable y conversador. Físicamente los efectos de la cocaína, te hacen sentir en tensión, con la mandíbula apretada, los ojos muy abiertos, las pupilas dilatadas. Tu ritmo cardíaco, presión arterial y la temperatura del cuerpo tienden a aumentar. Te sientes fortalecido, aunque no sea así. Si también estás en mal estado de salud, aun corres mucho más peligro de morir por el exceso de tensión.

El consumo de cocaína también suprime el apetito. La cocaína puede causar insomnio, volverte irritable, te enfadas con mucha facilidad con todo el mundo, y también causa ansiedad en el adicto. A veces puede provocar una falsa sensación de claridad mental.


Efectos secundarios de la cocaína

El bajón que produce la cocaína cuando terminan sus efectos es muy desagradable. Después de una sola raya, te sientes embotado y muy cansado. Los efectos de la cocaína te hacen sentir bien en ráfagas de tiempo cortas, pero es una sensación falsa superpuesta a lo como realmente te sientas (si te sientes mal no va a conseguir ocultar esa sensación), es una sensación de estar bien artificial, de mentira, que desaparece muy rápido y te deja colgado, con un gran malestar, y una grandísima necesidad de conseguir más droga para consumir.

Un exceso de cocaína puede afectar tu estado de ánimo durante varios días. La resaca del cocainómano incluye: fatiga, nariz enrojecida y también irritada, a veces también nariz cogestionada, dolor de garganta, dolores de cabeza, irritabilidad, depresión, sensación de tener sueño todo el tiempo y falta de capacidad para concentrarse. La cocaína tiene efectos tan devastadores en el cuerpo que el adicto a la cocaína camina confundido, perezoso y desganado.

A menudo, cuando empiezas a consumir cocaína, estos efectos o secuelas son mínimos. Pero los efectos de la cocaína empeoran con el tiempo.


Efectos a largo plazo de la cocaína

Una persona que consume cocaína con regularidad corre el riesgo de convertirse en adicto a la droga. Tiene que alimentar el hábito con dosis cada vez mayores que pueden conducir al adicto a la cocaína a participar en conductas ilegales para conseguir el dinero suficiente para comprar más cocaína. Su trabajo y las relaciones personales pueden sufrir a causa de la adicción.

El uso a largo plazo de la cocaína puede afectar el estado de ánimo del individuo, lo que lleva a la depresión o irritabilidad, lo que tarde o temprano destruye cualquier relación que no haya acabado por otras causas. Los cambios de humor violentos son comunes entre los consumidores sometidos a los efectos de la cocaína.

La paranoia y los ataques de pánico son otros posibles resultados de la cocaína efectos de consumir durante un largo período de tiempo. Los sentimientos de ser observado, de ser el blanco de los demás o incluso de ser perseguidos puede dañar también las relaciones personales del adicto. La paranoia también puede interferir con la capacidad del adicto para desenvolverse en la vida cotidiana.

El uso de esta droga puede convertir también al adicto en una persona muy ansiosa, nerviosa, inquieta. Uno de los efectos a largo plazo de la cocaína es que afecta a muchos aspectos de la vida del adicto, incluyendo su trabajo o los estudios, y las relaciones con los demás.


Efectos adversos de la cocaína

También hay efectos adversos entre los efectos secundarios de la cocaína que se manifiestan a largo plazo: hemoptisis (esputos de sangre), espasmos bronquiales, prurito (picores que no desaparecen al rascarse un efecto de la cocaína muy común desde el principio que se agrava con el tiempo), fiebre, dolor de pecho, el trauma pulmonar, dolor de garganta, asma, ronquera, dificultad para respirar y dolores cada vez que se respira, síndrome gripal (sentir todo el tiempo como si se tuviese gripe sin tenerla es otro de los efectos adversos de la cocaína).


Encuentra un centro de rehabilitación 
  
La cocaína tiene entre sus efectos que es muy adictiva y no se debe sobrestimar su capacidad para manejar sus efectos. Si estás preocupado por tu adicción a la cocaína y dado que dejarla por propia voluntad no es posible, tienes que buscar ayuda. En un centro de rehabilitación de drogas hay profesionales que han ayudado a cientos de adictos que hoy han conseguido dejar las drogas y sobrellevar lo mejor posible los efectos de la cocaína. Buscar información está bien, significa que te preguntas cómo dejar las drogas. Ese es el primer paso. La aceptación de la adicción por encima de los efectos de la cocaína. Ahora necesitas tú o la persona a la que quieres ayudar, un tratamiento de desintoxicación y terapia de seguimiento que ayude a dejar las drogas, y trate las recaídas si se producen.

Previous
Up