Alcoholismo

¿Qué es el alcoholismo y como se cae en la dependencia del alcohol?

El alcoholismo se da cuando tienes hábitos de consumo de alcohol que no puedes dejar por propia voluntad. Has caído en la dependencia del alcohol. A partir de ahí el abuso de alcohol puede dañar tus relaciones, hacer que descuides el trabajo o los estudios, y conducir a problemas legales, tales como conducir en estado de ebriedad (intoxicación alcohólica), o la violencia contra personas de tu entorno. El alcoholismo empuja al alcohólico a negar su adicción al alcohol y continuar bebiendo a pesar de saber que seguirá empeorando sus problemas.

El abuso de alcohol, conduce  a la dependencia del alcohol o alcoholismo. La dependencia es tanto física (el cuerpo exige tomar alcohol) como psicológica (la costumbre de tener alcohol a mano incluso si tiene que esconderlo o acumular mucha cantidad para poder estar tranquilo). Siente una gran necesidad de beber alcohol. Siente que tiene que tomar alcohol sólo para salir a cumplir su rutina de forma normal.

Puede que sufra dependencia del alcohol si tiene tres o más de los siguientes problemas en un año:

No puede dejar de beber o controlar la cantidad que bebe. 
Necesita beber más para conseguir el mismo efecto. 
Tiene síntomas de síndrome de abstinencia cuando deja de beber. Estos incluyen sentir dolores de estómago, sudoración, temblores y ansiedad. 
Pasa mucho tiempo bebiendo y recuperándose de la bebida, o ha renunciado a otras actividades para poder beber. 
Ha intentado dejar de beber o de recortar la cantidad que bebe, pero no ha sido capaz de hacerlo. 
Continúa bebiendo a pesar de que perjudique sus relaciones y desarrolle problemas físicos. 
El alcoholismo es una enfermedad a largo plazo (crónica). No es una debilidad o una falta de fuerza de voluntad. Al igual que muchas otras enfermedades, tiene un curso que se puede predecir, tiene síntomas conocidos, y está influida por sus genes y su entorno de vida.


Cómo te afecta que el alcohol sea una droga legal:

El alcohol puede tener un lugar en las tradiciones culturales. A veces puede ser difícil saber cuándo se utiliza esto como excusa para negar el alcoholismo. A veces incluso dificulta que otras personas sepan reconocer que tienes un problema de adicción al alcohol.

Así que SIEMPRE corres el riesgo de caer en la adicción al alcohol. Si tiene dudas lo mejor es acudir a un centro de rehabilitación del alcoholismo, muchos le harán un sencillo test médico que determinará con fiabilidad si muestra síntomas de adicción al alcohol. En el mejor de los casos saldrás de tu visita crecido en experiencia sobre el alcoholismo.

Pero si ya tienes dudas acerca de que puedas haber caído en el alcoholismo puedes orientarte sobre los síntomas haciendo este pequeño test o cuestionario de alcoholismo:

Beber alcohol por la mañana, momento en el que queda fuera de toda costumbre.
Sufrir prolongadas intoxicaciones etílicas, estar borracho a menudo y durante largos períodos de tiempo. 
Beber solo.
Cambiar el tipo de bebida alcohólica que bebe por la equivocada idea de que bebiendo ese otro tipo de bebida le vaya a ser más difícil intoxicarse o emborracharse o porque piense que le ayudará a beber menos. Cómo cambiar de la cerveza al vino.
Sentimientos de culpa después de beber. 
Tener que pedir disculpas con frecuencia a alguien por la cantidad que bebe, o lo que hace cuando esta borracho o intoxicado.
Buscar el modo de ocultar cuanto bebe para que parezca que bebe menos. Cómo esconder botellas de alcohol, o comprar alcohol en diferentes tiendas para que no se den cuenta de que ha caído en el alcoholismo. 
No recordar lo que hizo mientras estaba bebiendo, días borrosos por el alcohol. 
Preocuparse mucho porque no tenga guardado suficiente alcohol para pasar la noche, o el fin de semana.


¿Cómo se diagnostica el alcoholismo?

Basta con una visita a un centro de desintoxicación para saber si eres alcohólico. En cualquier clínica para el tratamiento del alcoholismo y otras drogadicciones pueden en poco tiempo averiguar el nivel de drogodependencia ante el alcohol. También puedes animar a quien lo necesite a acudir, o incluso cogerle la cita, preferiblemente, con su consentimiento.

Harán preguntas sobre sus síntomas y el historial de salud, y harán un examen físico y, a veces, una evaluación de salud mental. Las evaluaciones de salud mental se hacen para buscar condiciones que puedan empujar al alcoholismo, como la depresión.

También pueden hacer pruebas para detectar problemas de salud relacionados con el alcohol, como la cirrosis.


¿Cómo es el tratamiento del alcoholismo?

El tratamiento depende de la gravedad del problema con el alcohol. Algunas personas son capaces de reducir a un nivel moderado la bebida con la ayuda de un consejero. Pero otras personas que son alcohólicas pueden necesitar tratamiento médico en un centro de tratamiento.

En cualquier centro de tratamiento del alcoholismo pueden decidir si necesitara un programa de desintoxicación para dejar el alcohol. A veces el tratamiento en el centro se limitará a una desintoxicación rápida para continuar luego el tratamiento externamente, mediante consultas. Y dependiendo del nivel de adicción al alcohol a veces la desintoxicación incluirá la toma de medicamentos prescritos por el personal médico. Estos medicamentos contra el alcohol eliminaran los peores efectos del síndrome de abstinencia físico del alcoholismo y ayudarán a dejar atrás la necesidad de beber alcohol.

Después de la desintoxicación, tiene que centrarse en permanecer libre de alcohol, sobrio. La mayoría de las personas adictas al alcohol reciben algún tipo de terapia, como la terapia de grupo. También puedes necesitar medicamentos durante algún tiempo para ayudarte a mantenerse sobrio. Que alejan el síndrome de abstinencia psicológico al alcohol, la costumbre de beber, de tirar de la bebida para tapar sus preocupaciones.

La adicción psicológica al alcohol dura para siempre. De ahí que los programas de seguimiento en los tratamientos del alcoholismo incluyan apoyo para no volver al alcoholismo. Como los grupos de terapia, o de apoyo como los de alcohólicos anónimos, o consejeros profesionales.

En todo caso, desde el momento que consigues estar sobrio has dado el primer paso para dejar el alcoholismo. Para tener una recuperación completa, es necesario tomar medidas para mejorar otras áreas de tu vida, como aprender a lidiar con el trabajo, sus relaciones, la situación en la que vive,  y otras preocupaciones. Esto hace que sea más fácil permanecer sobrios.

Pero el hecho de que el alcohol sea una droga legal lo hace aún más difícil porque se enfrentara continuamente a tener alcohol disponible a su alrededor si vive en una zona superpoblada. De ahí que muchos exalcohólicos se vayan a pequeños pueblos de no más de 300 habitantes, o casas en zonas forestales, no agrícolas, donde pueden ser dueños para decidir lo que les rodea.

Haciendo cambios en tu vida y con el apoyo de los profesionales del alcoholismo puedes vivir sin el alcohol.


¿Qué puedes hacer si tu u otra persona tiene un problema con el alcohol?

Si sientes que tienes un problema con el alcohol, busca ayuda. Incluso si tienes éxito en otras áreas de tu vida, visitar un centro de desintoxicación para una consulta te sacará de dudas y te quitará muchos miedos. Cuanto antes se reciba ayuda, más fácil será luego dejar el alcohol.

Ayudar a alguien con un problema de alcoholismo es difícil. Sobre todo no dejes que la persona alcohólica se engañe sobre su alcoholismo. Que reconozca su adicción. Si pierde su trabajo oblígale a reconocer que es por culpa de el alcohol. Si las personas que le importan sufren por si alcoholismo oblígale a reconocerlo. Que vea cómo se comporta cuando está intoxicado, borracho, y como lo hace cuando quiere tomar alcohol y no puede por no tener a su alcance.

Nunca intente razonar con alguien que está borracha sobre su necesidad de dejar el alcohol. Hágalo cuando esté sobrio. Y convénzala para que usted coja la cita en una clínica de desintoxicación  lo antes posible.

Pero en cualquier caso no deje jamás que la persona haga cuando haya bebido nada que sea peligroso para los demás o para ella misma. Si es necesario, pida ayuda a la policía, que estará encantada de evitar un riesgo innecesario a tiempo.

Y sobre todo, NO ESPERES, haba algo ahora.

Previous
Up
Next